EDEHM MISSIONARY SOCIETY

Missions now

                CONCORDATO

 

 

CONCORDATO POR LA NIÑEZ Y ADOLESCENCIA

EL SALVADOR

 San Salvador, El Salvador 26 de Julio de 2008

 

 

Nosotros,

 

Como integrantes de diferentes iglesias cristianas, conscientes de nuestra corresponsabilidad  en los procesos nacionales para alcanzar el pleno desarrollo humano y el bienestar de todas las salvadoreñas y los salvadoreños, en especial de sus niñas, niños y adolescentes; esto, además, como un mandato de nuestro Dios que busca reconciliar todas las cosas a través de Su Hijo, nuestro Señor y Salvador Jesucristo, quien nos ofrece un Reino de justicia y paz.

 

Con plena claridad de que la sociedad y el Estado de El Salvador tienen una deuda moral indiscutible con su niñez y adolescencia que requiere y demanda acciones concretas para superar la exclusión y cimentar el  desarrollo económico y social, y reconociendo la vocación transformadora de la iglesia que alcanza su máxima  expresión en el modelo de la iglesia apostólica,

 

Declaramos que:

 

Los Derechos Humanos, especialmente los que  se refieren a la protección de los niños, niñas y adolescentes, representan la realización concreta de las aspiraciones que se ha planteado la humanidad, y que Jesús en su ministerio se nos presenta como un líder quien pone al centro de su ministerio la vida de los niños y niñas especialmente hacia los más vulnerables y las más vulnerables; por ello, recogiendo aquellos principios y normas cristianas que han demostrado mediante la obediencia a la Palabra de Dios, generar mayor prosperidad y cohesión social a lo largo de los tiempos; se vuelve, en nuestro contexto, un mandato ético garantizar los Derechos de la Niñez y la Adolescencia y una condición esencial para el desarrollo integral de los pueblos.

 

El desarrollo de un país depende fundamentalmente de practicar los valores éticos y morales dejados por el Señor Jesucristo en sus enseñanzas que nos impulsa a generar condiciones de vida adecuadas para un crecimiento integral, conforme al modelo de Jesús; es decir, en estatura, sabiduría y en gracia para con Dios y los hombres, esencialmente durante su niñez y adolescencia. Procurando el acceso a la salud, a la educación de calidad, a una adecuada formación en valores, a la instalación de habilidades y competencias básicas para la vida, de manera que una persona desarrolle su potencial a lo largo del ciclo de vida y para ello requiere de un entorno familiar, comunitario y social que promueva el reconocimiento, ejercicio y disfrute de los derechos sin ningún tipo de discriminación.

 

La mejor forma de romper el círculo vicioso de la transmisión de la pobreza de generación en generación es invertir en la niñez y la  adolescencia, reconociendo el valor que tienen los niños y las niñas y la necesidad que sean ellos y ellas quienes cobren un protagonismo en nuestros ministerios a través de ofrecer condiciones adecuadas, tal y como Jesús lo enseñó, diciendo: Dejen que los niños…vengan a mi y no se los impidan porque de los ellos es el Reino. Por tanto, ofrecer acceso equitativo y de calidad a la educación, a la salud y otros ámbitos consagrados en la Convención de los Derechos del Niño, a todas las niñas, niños y adolescentes de áreas rurales y urbanas, conduce a la equiparación de las oportunidades económicas, sociales y políticas. Para la iglesia cristiana el abordaje de estos temas esta recogido en nuestra carta magna espiritual; es decir en la biblia en textos como: Gálatas 2:10: “Solamente nos pidieron que nos acordásemos de los pobres; lo cual también procuré con diligencia hacer…” y Proverbios 31:8-9: “Abre tu boca por el mundo en el juicio de todos los desvalidos. Abre tu boca, juzga con justicia, y defiende la causa del pobre y del menesteroso…”

 

Entonces, la inversión en la niñez y la adolescencia, mediante políticas sociales universales de calidad, es el principal mecanismo para fortalecer la ciudadanía social, y generar adhesión de los ciudadanos y ciudadanas al sistema democrático; condiciones indispensables para poder ejercer la ciudadanía política y construir colectivamente el país de libertades y oportunidades que todos soñamos.

 

Por lo tanto:

 

Asumimos como un desafío, el trabajo que desde nuestras comunidades cristianas podemos realizar en favor de la niñez y la adolescencia salvadoreñas; convirtiéndolo en uno de nuestros eje centrales, reconociendo que hasta ahora no ha tenido el énfasis debido en nuestros ministerios y por tanto admitimos que las acciones de nuestras iglesias cristianas evangélicas en El  Salvador deben estar encaminadas a comprometernos de forma seria, honesta y responsable a convocar a nuestras comunidades de fe a trabajar juntas hacia esta finalidad, dando así testimonio del poder de la solidaridad y cooperación cristiana que evoque el modelo de la naciente iglesia apostólica, para el avance del desarrollo humano sostenible.  En tal sentido, es necesario organizarnos eficazmente para lograr una acción transformadora de la realidad de los y las que más sufren, complementando nuestros talentos y esfuerzos, para alcanzar los siguientes objetivos:

 

               I.      Divulgar los derechos de las niñas, niños y adolescentes de El Salvador.

             II.      Impulsar una estrategia integral para la prevención de la violencia en todas sus manifestaciones, tomando en cuenta el enfoque de género y que fomente una cultura de paz, promueva la vida y proteja a la niñez y la adolescencia, desde un profundo compromiso con la identidad cristiana y los valores que de ella se derivan.

            III.      Desarrollar programas de educación preventiva, así como programas de tratamiento y de rehabilitación que combatan las adicciones al alcohol, al tabaco y otras drogas entre la población joven como parte de un ministerio social impulsado desde las iglesias cristianas evangélicas en El Salvador.

          IV.      Proteger la salud mental, física y espiritual de nuestras niñas, niños y  adolescentes contra la violencia y explotación  en todas sus formas, dando prioridad a la educación preventiva y asumiendo con seriedad medidas que eviten este flagelo en la familia, la iglesia y la comunidad.

            V.      Diseñar e impulsar una estrategia de voluntariado infantil y juvenil que fomente la responsabilidad ciudadana de las niñas, niños y adolescentes, mediante las diversas expresiones organizativas de niñez y adolescencia articuladas en los ámbitos municipales y nacionales que tenga como especial expresión los ministerios infanto-juveniles dentro de las iglesias cristianas evangélicas.

          VI.      Desarrollar un programa que fortalezca a la familia como el entorno principal de protección y desarrollo pleno de niñas, niños y adolescentes, mejorando la capacidad de las familias, para asegurar su adecuada nutrición, salud, educación, vivienda, formación de principios y valores, participación y recreación; así como para prevenir la violencia intrafamiliar, la desintegración familiar, la migración, el trabajo infantil y la deserción escolar, echando mano para esto de la experiencia acumulada en materia de consejería familiar por parte de la iglesia cristiana evangélica.

          VII.   Integrar un movimiento que dé seguimiento a estos temas y que sea conformado por las iglesias, organizaciones no gubernamentales, Acción Global, Compassion, Red Viva y Visión Mundial y otros organismos Internacionales, como UNICEF así como otras agencias del sistema de Naciones Unidas, que trabajan a favor de la niñez y la adolescencia y que rinda informes anuales sobre el cumplimiento del presente concordato.

 

Finalmente declaramos nuestro compromiso de coordinar esfuerzos para fortalecer la unidad de las iglesias cristianas evangélicas de El Salvadoreña, a fin de cumplir y hacer cumplir todos y cada uno de los compromisos suscritos.

 

Dado en la ciudad de San Salvador, a los veintiséis días del mes de julio del dos mil ocho.

 

FIRMAN LOS PASTORES:

 DrEdgarLopezB

 

-Dr. Edgar Lopez Bertrand Jr,

Tabernaculo Bi­blico Bautista Amigos de Israel

 http://www.tabernaculo.net/

 

-Rev. Lisandro Bojorquez

 BOJORQUEZ

Iglesia Cristiana Josue, (Asambleas de Dios) San Salvador

http://www.iglesiajosue.org/

  

-Rev.Juan Manuel Martinez,

CAMPAMENTODIOS

Pastor de Iglesia Campamento de Dios

http://www.campamentodedios.org/

 

_Pastor Juan Carlos Hasbun

Iglesia Cristiana Kemuel

http://www.kemuel.com/

 

-           Pastor Esaú Garci­a

ESAUGARCIA 

 

Iglesia Apóstoles y Profetas de El Salvador

 

 

 

  • PO BOX 2922, San Salvador
  • El Salvador, Central America
  • EMAIL sers99@yahoo.com
  • Tels.503 2531-3673 USA 415251-0059
  • Lic Samuel Rodriguez, Director

(503)2531-3673 El Salvador
Email Us